For The Latest News, Updates And Advice On Covid-19 Click Here

Other categories

Junio

Oportunidades para los intrépidos, los valientes y aquellos que están un paso adelante

Tener tiempo para pensar es algo que no me había dado cuenta de que había perdido hasta que comenzó la actual cuarentena. Estaba corriendo a toda velocidad, a menudo, motivado por las demandas puestas en mi línea de visión y, por momentos, consumido por la ocupación general de la vida diaria en la ciudad. Sin embargo, creo que esta pandemia, tan horrenda y altamente disruptiva como lo es, ha creado un momento único donde todo el mundo, en lo económico y en lo social, está en una posición muy similar, lo cual llevará a una desaceleración mundial y a una fisura natural. Se ha liberado tiempo, en particular de viajes y trámites burocráticos en general, y muchos tienen la oportunidad de respirar profundo, tomarse una pausa y reflexionar.

Repensar, reinventar, pensar en grande y convertirse en un catalizador para el cambio

Aunque todos seguimos estando ocupados, en general, esta situación nos ha dejado más tiempo para pensar. Creo que vamos a usar este periodo para reflexionar sobre cómo nosotros, nuestros equipos y nuestra organización atravesaremos esta crisis. Este periodo promoverá, o debería promover, una revisión de estrategias y una oportunidad para repensar y reinventar operaciones, pero con la visión de ofrecer algo mayor, mejor y radicalmente diferente.

Ahora es el momento para considerar con qué facilidad pudo adaptarse el negocio y adoptar rápidamente nuevas formas de trabajo, así como analizar y comprender el impacto en los clientes. Los ejecutivos y la alta gerencia tienen la oportunidad única de usar este tiempo para reflexionar y reconocer qué ha funcionado, pero también para plantearse el desafío de qué podría haberse hecho mejor y cómo se podría mejorar en el futuro.

Reconozco que las empresas han tenido que tomar decisiones tácticas rápidas para la supervivencia. Sin embargo, mientras nos asentamos en esta «nueva normalidad», es importante tomarse un tiempo y pensar las posibilidades para la «nueva versión de su negocio» y explorar las oportunidades de asegurar el crecimiento.

Creo que surgirán muchos proyectos nuevos mientras los directivos de alto nivel utilizan este tiempo para tomarse una pausa, reflexionar, posiblemente perder algunos «proyectos pequeños» y acelerar las nuevas iniciativas impulsadas por esta situación. También espero ver un cambio en los proyectos con mayor capital. Por ejemplo, la expansión planificada del espacio de oficinas podría detenerse e invertir ese dinero en tecnología que permita mayor flexibilidad, más escalabilidad y mayor crecimiento. Por el contrario, creo que es probable que si las aseguradoras se embarcan en proyectos se favorezcan las soluciones «como servicio» o busquen trabajar con socios que estén dispuestos a analizar modelos comerciales más innovadores que compartan el costo de inversión para obtener una participación en los beneficios alcanzados con el negocio.

¿Están listos para la carrera que se viene?

Cualquiera sea el caso, llegará un momento, como al inicio de una carrera de fórmula uno, donde todos estén en sus marcas y se dé luz verde para avanzar. Entonces, ¿cuál sería nuestra situación?: ¿dar unas cuantas vueltas y luego abandonar e ir a boxes a cambiar los neumáticos porque el clima cambió o salir rápido y hacer todo lo posible para mantenerse al frente, independientemente de las condiciones? Estamos en las posiciones de salida y se están tomando decisiones y aunque no sabemos la fecha específica de inicio, es seguro que los que no estén adecuadamente preparados para avanzar ni siquiera van a estar en la carrera.

Un mercado con desafíos genera otras oportunidades. Es en momentos como los actuales que, a menudo, se consideran las fusiones y adquisiciones donde las compañías pueden ser adquiridas a un costo menor para incrementar los números y la participación en el mercado del cliente. Esto también podría llevar a la implementación de nuevas arquitecturas que permitan que los nuevos productos y servicios se adopten rápidamente y se escalen fácilmente. Ahora es el momento de repensar y reinventar el negocio. Piense en grande y mejor, y considere nuevas oportunidades para destacarse y crecer.

Mientras reflexiono, pienso en un periodo similar: cuando explotó la burbuja de las empresas puntocom, una época muy difícil. Aunque muchos perdieron, muchos más ganaron adaptándose rápidamente y realineándose a la nueva situación. Y creo que ahora estamos en una posición similar nuevamente, donde los intrépidos y los valientes, y aquellos que puedan capear la tormenta rápidamente, florecerán.

Autor: Tom Maleczek